Finnegans Wake
“Anhelar la mente susodicha largo tiempo perdida para el anhelo. La susomaldicha. Hasta ahora susomaldicha. A fuerza de largo anhelo perdido para el anhelo. Leve anhelo en vano aún. A más leve aún. A lo levísimo. Leve anhelo en vano del mínimo anhelar. El mínimo anhelo indisminuible. Inaquietable mínimo en vano de anhelar aún.”
A vueltas quietas
“Necedad… necedad para… para qué… cómo se dice… necedad de esto… todo esto… necedad desde todo esto… de todo esto… entrever al parecer… entrever… necesidad al parecer de entrever… tenue a lo lejos allá lejos que… necedad de necesitar al parecer… entrever tenue a lo lejos allá lejos qué… cómo… cómo se dice… cómo se dice…”
“Godot se lo pasa pipa al lado de esta desolación y esta penuria: (“Dios me valga, otra cosa no sé hacer”)”
“Paradójicamente, es en la forma donde el artista puede encontrar una solución de alguna clase. Se trata de dar forma a lo informe. Probablemente sólo en ese sentido podría existir una especia de afirmación subyacente”.
“En una fiesta, un presunto intelectual inglés me preguntó por qué escribía siempre sobre la angustia. ¡Como si fuese perverso hacerlo!... Me marché de la fiesta en cuanto pude y tomé un taxi. En la mampara de cristal, entre el taxista y yo, había tres rótulos. En uno se pedía una caridad para los ciegos, en otro una ayuda para los huérfanos, en el tercero un donativo para los refugiados de guerra. No hay que ir muy lejos para buscar la angustia. Nos grita a la cara dentro incluso de los taxis de Londres”

Por Fin Teatro

Una página web dedicada al teatro, a mis pensamientos y a los de Samuel Beckett. El teatro como forma de vida...

SER NIÑOS OTRA VEZ

    El ser humano tiene innata una capacidad inmensa para hacer cosas terribles y cosas hermosas. Por eso el teatro siempre lo he colocado en el centro de mi vida, por ser tan pequeño pero a la vez tan importante para llenarnos de preguntas, para reorrer otros caminos y decir NO a lo que nos dicen que es inevitable.

     Qué hartos estamos de ser víctimas de la historia... ¿verdad, Federico? Por fin he estado en tu Valderrubio y se me ha erizado el vello al escuchar el sonido de un piano, y me ha emocionado el eco de tu voz, esa que no nos dejaron escuchar, en el cuarto azul de tus años mozos, y en la noria de Frasquita Alba he desobedecido las órdenes de Bernarda, aquella que ordenó silencio tras la muerte.

    Porque todo es infancia, Federico, y quiero dedicar el tiempo que me quede a que este amor oscuro, que desde mi juventud siento por este arte eterno, sea un constante hacer Teatro Contra el Olvido; pues la memoria se recupera a base de datos y reescrituras, de testimonios y recuerdos hermosos. Y en este futuro incierto que ahora empiezo como viejo, llevaré conmigo, al menos, esa emoción que sentí el 3 de julio de 2019 al encontrarme en la Vega de Granada con "Federio en carne viva", de la mano de Pepe Moreno Arenas.

LA ESTACIÓN FINAL (Poema Oscuro)
RETOMAMOS NUESTRA AVENTURA CON EL CINE...

Artículos relacionados

Puedes comprar el libro de Vicente Ruiz haciendo una donación a traves de PayPal


Solo pulsa el botón superior y sigue los pasos.

Te puede interesar...

     Fue al leer "El innombrable" cuando nació mi pasión por el divino irlandés, pasió que dura ya más de 40 años. Por eso, dejando al margen odo lo que se ha escrito sobre el leng...
"TEATRO DE MIERDA" He tirado mi vida. Lo confieso. La he roto de manera que he ido desechando las lujurias que no me correspondían, los réditos que no me eran familiares, las alabanzas que no me dedi...
Si todo lo que deseo se convirtiera en volátil, yo mismo sería frágil mariposa que surca el aire para estar junto a ti. Si mis labios pudieran capturar tu aliento, cautivo quedaría por siempre ...

Please publish modules in offcanvas position.