“En una fiesta, un presunto intelectual inglés me preguntó por qué escribía siempre sobre la angustia. ¡Como si fuese perverso hacerlo!... Me marché de la fiesta en cuanto pude y tomé un taxi. En la mampara de cristal, entre el taxista y yo, había tres rótulos. En uno se pedía una caridad para los ciegos, en otro una ayuda para los huérfanos, en el tercero un donativo para los refugiados de guerra. No hay que ir muy lejos para buscar la angustia. Nos grita a la cara dentro incluso de los taxis de Londres”
A vueltas quietas
“Necedad… necedad para… para qué… cómo se dice… necedad de esto… todo esto… necedad desde todo esto… de todo esto… entrever al parecer… entrever… necesidad al parecer de entrever… tenue a lo lejos allá lejos que… necedad de necesitar al parecer… entrever tenue a lo lejos allá lejos qué… cómo… cómo se dice… cómo se dice…”
“Paradójicamente, es en la forma donde el artista puede encontrar una solución de alguna clase. Se trata de dar forma a lo informe. Probablemente sólo en ese sentido podría existir una especia de afirmación subyacente”.
Finnegans Wake
“Anhelar la mente susodicha largo tiempo perdida para el anhelo. La susomaldicha. Hasta ahora susomaldicha. A fuerza de largo anhelo perdido para el anhelo. Leve anhelo en vano aún. A más leve aún. A lo levísimo. Leve anhelo en vano del mínimo anhelar. El mínimo anhelo indisminuible. Inaquietable mínimo en vano de anhelar aún.”
“Godot se lo pasa pipa al lado de esta desolación y esta penuria: (“Dios me valga, otra cosa no sé hacer”)”

Por Fin Teatro

Una página web dedicada al teatro, a mis pensamientos y a los de Samuel Beckett. El teatro como forma de vida...

"YO TAMBIÉN SEGUIRÉ"

Yo también seguiré.

Jamás he sido de los que van hundiéndose mientras esperan vientos favorables. Cogeré mis derrotas para dar nuevo rumbo a esta barca, a este dolor de rutas que se olvidan, de nombres que se borran y de rostros confusos que abarrotan el Hades.

Intentaré callar cada palabra, ir dejando que el viento atesore en sus manos transparentes el girar de las huellas, que los días nos cosan todas las cicatrices, y que el hambre de continuar viviendo, haga olvidar que contigo he vivido demasiado.

El esparto arderá bajo los árboles, la Luna mentirá entre las hojas, y tu voz, lejana como un sueño, callará con los tópicos infames que ensucian los poetas.

"¿ME QUIERES?"
"TEATRERIAS" (ENTREVISTAS)

Artículos relacionados

Puedes comprar el libro de Vicente Ruiz haciendo una donación a traves de PayPal


Solo pulsa el botón superior y sigue los pasos.

Te puede interesar...

(Oficina de cualquier empresa. JUAN, el jefe, espera la entrada de un empleado. Tras unos segundos, llaman a la puerta. Entra EMILIO.) EMILIO: Buenas Juan, ¿me has llamado?JUAN: Si Emilio, pasa y sie...
     En la amanecida los insomnes minutos corren en desesperada huida, mientras el hálito de tu cuerpo calienta esta cama vacía.      Ensimismado, con el placer...

Please publish modules in offcanvas position.