Finnegans Wake
“Anhelar la mente susodicha largo tiempo perdida para el anhelo. La susomaldicha. Hasta ahora susomaldicha. A fuerza de largo anhelo perdido para el anhelo. Leve anhelo en vano aún. A más leve aún. A lo levísimo. Leve anhelo en vano del mínimo anhelar. El mínimo anhelo indisminuible. Inaquietable mínimo en vano de anhelar aún.”
“En una fiesta, un presunto intelectual inglés me preguntó por qué escribía siempre sobre la angustia. ¡Como si fuese perverso hacerlo!... Me marché de la fiesta en cuanto pude y tomé un taxi. En la mampara de cristal, entre el taxista y yo, había tres rótulos. En uno se pedía una caridad para los ciegos, en otro una ayuda para los huérfanos, en el tercero un donativo para los refugiados de guerra. No hay que ir muy lejos para buscar la angustia. Nos grita a la cara dentro incluso de los taxis de Londres”
“Godot se lo pasa pipa al lado de esta desolación y esta penuria: (“Dios me valga, otra cosa no sé hacer”)”
“Paradójicamente, es en la forma donde el artista puede encontrar una solución de alguna clase. Se trata de dar forma a lo informe. Probablemente sólo en ese sentido podría existir una especia de afirmación subyacente”.
A vueltas quietas
“Necedad… necedad para… para qué… cómo se dice… necedad de esto… todo esto… necedad desde todo esto… de todo esto… entrever al parecer… entrever… necesidad al parecer de entrever… tenue a lo lejos allá lejos que… necedad de necesitar al parecer… entrever tenue a lo lejos allá lejos qué… cómo… cómo se dice… cómo se dice…”

Por Fin Teatro

Una página web dedicada al teatro, a mis pensamientos y a los de Samuel Beckett. El teatro como forma de vida...

"RESISTENCIA"

   

     Aquí estamos, con nuestra mochila cargada de memoria, sin olvidar a cada paso las trampas del camino, los desengaños que nos provocaron las mentiras a destiempo, las puñaladas traperas de quienes formaron parte del trayecto, los silencios vestidos de olvido de nuestros confidentes...; en una travesía que mantenemos con firmeza los que la recorremos aún con esperanza, pues pesan más las metas alcanzadas que las falsas promesas.

     Aquí estamos, ahítos de edificios por construir, de proyectos por levantar con la ilusión de que las penurias que soportamos los marginados del arte queden atrás, y el derecho a ser visibles nos iguale en oportunidades con aquellos que siguen (en las duras y en las maduras) mamando de la ubre pestilente del poder.

    Aquí seguimos, alentando acciones de cultura militante y de igualdad para que, cuando el miedo con el que nos ha arrinconado la inoperancia de una clase política indecente, con su lucha fratricida (a ver quién degüella más adversarios y se empotra en el trono de los 17 reinos), cambie e ilumine un camino más asequible para la cultura y el arte, estemos ahí, preparados, con ganas de mostrar las vergüenzas en las que se han "purificado" en el lodazal de sus propias miserias, y podamos manifestar libremente que estamos aquí para hacer felices a la inmensa mayoría y, como Espartaco en las catacumbas, lanzar las proclamas que, al final, nos harán libres, porque solo es feliz aquel que se rebela.

¿DESAPARCER? ¡NUNCA!
CAMINO A TAR

Artículos relacionados